top of page
Search

10 Maneras de Obtener Más Antioxidantes en Tu Dieta

o es ningún secreto que los antioxidantes son increíblemente beneficiosos para la buena salud. Se cree que los antioxidantes en los alimentos pueden ayudar a prevenir el cáncer, revertir o retrasar el envejecimiento, mejorar el sistema inmunológico, aumentar la energía, y mejorar la salud del corazón y otros órganos.

Dado todo lo que sabemos sobre los antioxidantes y sus propiedades beneficiosas, es sorprendente que más personas no consuman suficientes frutas y verduras, las cuales son las principales fuentes de antioxidantes. Los expertos recomiendan un mínimo de 5 porciones de frutas y verduras al día, pero dicen que obtener 7-10 porciones es lo mejor.

Aquí les comparto 10 pasos sugeridos para incorporar más antioxidantes a su dieta.

1. Desayuno

El desayuno no tiene que ser unas tostadas hechas apresuradamente antes de salir del hogar. En su lugar, ponga algunas fresas, jugo 100% natural (hecho con frutas de verdad) y yogurt en una licuadora; vierte esta deliciosa mezcla en una taza y disfrute. También puedes agregar moras o cerezas a tu cereal de whole grains.

Felicitaciones! acabas de agregar una o tres porciones de frutas a tu ingesta diaria.

Digamos que realmente no tienes tiempo en la mañana y generalmente tomas algo rápido en una cafetería en tu ida al trabajo. Pide entonces, un parfait de fruta y yogurt y algunas rodajas de manzana. Por alrededor de $2, tienes un desayuno que proporciona una o dos porciones de fruta.

2. Bocadillos

Aquí hay una manera fácil de obtener más antioxidantes en tu dieta. ¿Qué tal un puñado de pasas para un aperitivo o unas uvas rojas frescas? Sumerge algunas fresas en yogurt. ¿Te sientes decaído? estudios han revelado que comer moras, frambuezas o arándanos; cuyos colores oscilan entre el rojo y el púrpura, proporcionan grandes cantidades de antocianinas, las cuales son nutrientes que se encuentras en frutas y vegetales; que ayudan a mejorar el ánimo e incrementar las actividades cognitivas del cerebro.

¿tienes algún antojo? ¿Qué tal unas zanahorias bañadas en hummus? Considera también un puñado de nueces para cada vez que tengas un antojo de comida, no solo te va a dejar satisfecho, sino además te dará un gran refuerzo de antioxidantes.

3. Almuerzo y Cena.

Puede sonar trillado, pero agregar una ensalada a cada una de tus comidas diarias principales, puede agregar calidad a tu salud y bienestar en general. Las ensaladas no tienen que ser aburridas, y no tienen que ser solo ensalada de verduras; si te estás volviendo clásico, agrega algunas rodajas de pimiento rojo a tu ensalada verde, algunos tomates a la ensalada griega, o agrégale arándanos a tus verduras de campo.

Prepara una ensalada de brócoli para el almuerzo, o se aventurero y mezcla una ensalada de arroz con una mezcla de verduras frescas como judías verdes, tomates, pimientos y cebollas rojas.

4. Postre

Las moras y fresas, con o sin crema batida o chocolate negro, son una forma maravillosa de terminar el día con una alimentación saludable y rica en antioxidantes.

5. Bebidas

Reemplaza tu refresco con té o café, ambos tienen compuestos antioxidantes. Toma una copa de vino con la cena, o para un verdadero cambio de ritmo, vierte una copa de té chai.

6. Sal de tu zona de confort y sé creativo

Sabemos que podemos obtener muchos antioxidantes a través de las fresas, moras, arándanos, ensaladas y similares; pero los investigadores dicen que también se pueden encontrar poderosos antioxidantes en una variedad de alimentos inesperados, como papas rojas, alcachofas y frijoles rojos pequeños. Los frijoles, de hecho, pueden tener más poder antioxidante que los arándanos, dicen los expertos.

No olvides entonces, a tu ensalada de arroz llena de vegetales, agrégale algunos frijoles para obtener aún más antioxidantes.

7. Cocina ligeramente

La manera como cocinas las verduras puede tener una incidencia directa en los niveles nutricionales y la cantidad de antioxidantes que las mismas poseen. Cuece al vapor (no hiervas) las verduras y deja de cocinarlas cuando pierdan todo su color brillante y comiencen a ablandarse.

8. Plantar un jardín

Los expertos creen que las personas que plantan y cosechan vegetales en sus propios patios, tienen muchas más probabilidades de comer más vegetales y frutas que las personas que compran sus productos en la tienda. Así que planta un jardín, míralo crecer y come los frutos (literalmente) de tu trabajo.

9. Continua con tus hábitos saludables de alimentación al salir de vacaciones


Muchos de nosotros consideramos que irse de vacaciones es una oportunidad para tomarse vacaciones de todo, incluida la alimentación saludable. Piensa en las vacaciones como una forma de introducirte a nuevos alimentos.

Pide un plato de verduras interesante en un restaurante y luego presta atención a cómo el chef preparó el plato.

10. Aprende a cocinar

La premisa es simple, si estás cocinando, no estás abriendo bolsas y cajas. Cocinar implica fregar y pelar vegetales, preparar alimentos integrales y prestar atención a cómo se cocinan las cosas.

Si ordenas comida cada noche, es mucho menos probable que comas alimentos enteros y frutas y verduras naturales que proporcionan la base para la ingesta de antioxidantes.


Ish Ortiz


0 views0 comments
bottom of page